Una mujer y su hijita de 3 años estuvieron secuestradas durante 5 horas en Guaymallén

El padre de la niña recibió una foto y un mensaje donde le exigían el pago de $ 200.000 por el rescate. Pagó un monto menor y las liberaron.

Una mujer y su hijita de 3 años pasaron al menos cinco horas de terror mientras permanecieron secuestradas. Fueron liberadas esta tarde en Guaymallén luego de que el padre de la niña pagara el rescate.

Fuentes de la investigación confiaron a Los Andes que alrededor de las 10 un hombre llamó desesperado a la línea de emergencias 911. Había recibido desde el celular de su mujer un mensaje aterrador: en una foto aparecían su mujer (al parecer están separados) y la hija de ambos, de 3 años, con las manos en la espalda, aparentemente atadas.

La foto era acompañada por un mensaje en el que los captores le exigían el pago de 200.000 pesos para liberarlas.

Tras la denuncia, se le dio intervención a la Fiscalía Federal 1 desde donde dispusieron que policías se abocaran al acompañamiento del hombre y a la búsqueda de las víctimas y secuestradores.

En el trancurso de la mañana el hombre recibió un nuevo mensaje que le indicaba que debía trasladarse con el dinero del rescate a inmediaciones del Mendoza Plaza Shopping. Pero luego recibió nuevas instrucciones: debía dejar el dinero en un basurero ubicado en el barrio Suyai de Villa Nueva, Guaymallén.

Sin otra cosa que poder hacer más que ceder a la extorsión, el hombre se dirigió al lugar indicado, seguido de cerca por policías. Entonces dejó un monto menor al exigido, pero todo el dinero que pudo reunir. Según trascendió, la suma alcanzaría los 20.000.

Finalmente la mujer y su hija fueron liberadas alrededor de las 15.30 en el Acceso Este, cerca del puente de hierro, precisaron las fuentes.

Ambas mujeres fueron liberadas en buen estado de salud. Ahora los pesquisas intentan dar con los secuestradores y no descartan que se haya tratado de una maniobra mafiosa para “apretar” a la mujer o a su ex marido.

 

Por LosAndes.com.ar

Sé el primero en comentar

Deja un comentario