“Se estaba sofocando”, dijo el policía que rescató al niño de la camioneta

0
23

Mario Ledesma es el oficial que rescató al niño de 2 años que su padre dejó encerrado en una Toyota Hilux. “La gente tiene que tomar conciencia de que la vida de un hijo puede terminar por un mala acción”, agregó.


Mario Ledesma es el oficial de policía que no dudó en romper con un martillo el vidrio de una camioneta para rescatar a un niño de 2 años que se sofocaba en su interior. La situación se volvió extrema cuando el menor, que había estado llorando durante dos horas, dejó de responder a los estímulos y comenzó a desvanecerse.

La acción quedó registrada en un video que rápidamente logró trascendencia nacional. En las imágenes se pueden ver cómo el efectivo destruye el vidrio trasero de una Toyota Hilux, saca en brazos al nene e intenta calmar su crisis nerviosa, mientras le seca el sudor y le da agua.

“El nene lloraba, estaba transpirado y le costaba respirar. Se estaba sofocando”, contó Ledesma y señaló que la temperatura ascendía a 37ºC y que en el interior del vehículo debió superar los 40.

El hecho sucedió este sábado cerca de las 15 en la  Feria Cooperativa del Este de Guaymallén, cuando Braulio Amado Mamaní (42) decidió dejar encerrado a su hijo en la camioneta para ir a comprar junto a dos sujetos.

Alertados por personas que advirtieron la situación, los efectivos policiales presentes en el lugar decidieron tomar cartas en el asunto. Primero, constataron a través de los vidrios polarizados del auto que el niño estaba despierto. Luego, dieron aviso para que se buscara al progenitor.

Ledesma tiene 31 años y pertenece a la Unidad Policial Metrotranviaria (UTRAN). También presta servicios en la Feria, en horas de la tarde. Si bien no tiene hijos, asegura que no se puede ser tibio frente a este tipo de escenarios: “Es inevitable no ponerse a disposición de una criatura que está indefensa y está atravesando por un momento tan traumático”, señaló.

Por su cabeza pasaron antecedentes similares donde niños murieron por asfixia dentro de automóviles. Casos en España, en Estados Unidos y otro más reciente en Buenos Aires cuando una nena falleció cuando su padre la olvidó en el vehículo. 

Si bien sabían que la ley los amparaba y que podían actuar sin interpelación judicial, dieron aviso a la Oficina Fiscal donde se les dio el respaldo a la medida que a posterior ejecutaron.

“Los padres no aparecían y en un momento el chiquito agachó la cabeza, se quedó quieto y no respondía a los llamados ni a los golpes del vidrio”, recordó el policía, quien en ese instante tomó el martillo que le había alcanzado un feriante y pulverizó el cristal.

Mario Ledesma es el policía que rescató a un niño encerrado en un auto.

“El nene estaba completamente mojado, muy asustado y no entendía qué estaba pasando. Lo senté en la camioneta e intenté consolarlo hasta que llegara el servicio de emergencia”, detalló.

En cuanto al padre, 10 minutos después de esta acción se presentó en el estacionamiento, pero para sorpresa de los uniformados, lejos de arrebatarles a su hijo para revistar su estado, pasó por delante de ellos y fue a buscar los papeles de la camioneta.

“Fue sorpresivo su conducta. Si yo fuera padre me iría a contener a mi hijo. Primero está la vida del nene”, sostuvo.

Fue Ledesma quien también acompañó al menor al Hospital Notti junto a Mamaní, ya que pese al delito, el hombre era responsable de la criatura y debía escoltarlo al nosocomio.

En ese lugar y para sorpresa, la mamá del chico comenzó a defender a su marido. “No entendía la gravedad del asunto. Intenté explicarle… Finalmente, no sé si lo entendió o fingió comprenderlo”, dijo. Y concluyó: “La gente tiene que tomar conciencia de que la vida de un hijo puede terminar por un mala acción”.

Fuente: ElSol.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario!
Por Favor coloca tu nombre aquí