Miles de mendocinos se sumaron a la Maratón Otoño por la Vida

Una vez más, la propuesta incluyó sorteos y espectáculos en vivo.

Por Zulema Usach

Cuatro minutos antes de escuchar el momento de la largada, muchos aún llenaban con sus datos varios cupones con la esperanza de ganarse el auto. Otros, en tanto, se preparaban para el trote, guardaban en la mochila el termo y el mate, se disponían a caminar de la  mano con sus hijos pequeños o acomodaban la correa de su cachorro con la idea de acompañar a la muchedumbre.

Es que si algo no faltó en la  Edición N°53 de la Maratón Otoño por la Vida, organizada por canal 9 en el marco de un nuevo aniversario, fue justamente el entusiasmo de miles de mendocinos que eligieron calzar zapatillas y ropa deportiva para disfrutar de una mañana distinta. Tal como estaba previsto, unos minutos después de las 10.30 se dio inicio al recorrido que comenzó en los Portones del Parque General San Martín, continuó por las calles de centro y concluyó -como ya es una tradición- en el Parque Cívico con  shows en vivo y sorteos.

Entre la multitud que participó de esta propuesta deportiva hubo quienes no dejaron pasar la oportunidad para dar a conocer su postura sobre temáticas que hoy movilizan a gran parte de la sociedad, entre ellas, la aplicación de la estimulación hidráulica. “No fracking”, “Fuera fracking”, “Sí al agua pura”, fueron algunas de las inscripciones que se pudo leer entre los carteles que sostuvieron algunos asistentes a la maratón.

Sin embargo, entre las cientos de familias, parejas y grupos de amigos, también estuvieron quienes prefirieron alzar su bandera en contra del maltrato animal. “No abandones, adoptá”, se pudo leer la frase inscripta en “ramos” de globos amarillos.

Los vendedores ambulantes tampoco quisieron perderse la posibilidad de juntar algunos pesos más para este fin de semana. Gabriela (43), por ejemplo, comentó que siempre que puede encuentra un espacio en los eventos donde sabe que habrá mucha concurrencia para así comercializar sus productos.

La calle Emilio Civit fue el lugar óptimo para quienes quisieran degustar un churro o tomar un café antes de continuar el recorrido.

“Ahora vendemos café y tortitas, además de participar de la maratón. Pero como nos dedicamos a esto, vendemos de todo en cada evento convocante”, comentó la mujer que vive en Las Heras y que ha encontrado en la venta callejera una forma de subsistir. De hecho, siempre que tiene la posibilidad, inclusive comercializa productos en Chile.

Rodeados por el amor de su familia, Mariano Flores (65) y  su esposa Mary (62) se dispusieron a seguir marcha hacia calle San Martín a paso lento, como disfrutando del paseo con sus pequeñas nietas más  que con la idea de llegar primero. “Hace dos años había dejado de participar de la maratón por un problema de salud. Ahora es un sueño cumplido venir con toda la familia y pasar un lindo momento con ellos”, destacó el hombre mientras a su alrededor la muchedumbre apuraba el paso.

Valeria Cuenca (29), en cambio llegó movilizada por su espíritu deportivo. Contó que junto a su pareja participa de casi todos los eventos deportivos que se van organizando en la provincia a lo largo del año y de hecho, siempre que puede sale a correr por el parque. “Me gusta mucho correr”, aseguró después de llenar con sus datos los cupones para participar del sorteo del  0 kilómetro que -una vez más- organizó el Canal 9 Televida.

Para Isabel Huanco (28), la oportunidad de sumarse a esta nueva edición de la maratón, fue de valor para su entrenamiento físico como futura egresada del Instituto Universitario de Seguridad Pública. “El deporte en esta carrera es muy importante porque es fundamental contar con un buen estado físico”, comentó la joven.

Celia Vera (76), por su parte, el motivo que la llevó a salir de su casa el domingo por la mañana y recorrer las cuadras que unen el Parque General San Martín con el Parque Cívico, fue nada menos que la esperanza de ayudar económicamente a su hija. Contó que desde hace un año y medio ella recibió un trasplante de riñón y que por lo tanto su salud es delicada. “Si nos tocara el auto le sería a mi hija un gran alivio”, compartió Celia antes de seguir marcha.

Pasado el mediodía, la multitud se agolpó en las inmediaciones de Parque Cívico, donde sobre el escenario tocaron las bandas Mano Arriba y Bambi Charpentier. Luego se concretó el tan ansiado sorteo del auto.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario