Los drones se quieren convertir en los próximos “chicos del delivery”

Un grupo de empresas arrancaron con vuelos de prueba para entregar comida y paquetes a domicilio.

La tecnología avanza y algunos trabajos empiezan a sufrir las consecuencias. La automatización de procesos ayuda a las máquinas a ofrecer mayor productividad y eficiencia.

Los drones, en ese sentido, se volvieron transportes clave para distintas industrias: hay algunos que son ambulancias, taxis o en algunos casos se los usa para transportar drogas.

La última novedad es usar las naves no tripuladas para repartir comida o paquetes a domicilio. Por lo menos eso es lo que sueñan empresas como Uber, Apple o Microsoft. En San Diego, empezaron las pruebas para entregas de su servicio UberEats a través de drones.

Los tiempos de entrega, según la empresa, se redujeron mucho y le ofrecen a la persona que hizo el pedido un seguimiento de dónde está su comida en tiempo real, con una espera máxima de 30 minutos.

La iniciativa se desarrolla como parte de un programa que acaba de anunciar el Gobierno estadounidense para promover el desarrollo y la investigación en el ámbito de los drones.

Las autoridades eligieron una decena de zonas en distintas localidades donde las empresas podrán probar diversos servicios con naves no tripuladas.

Sin embargo, la plataforma enfrenta críticas por las condiciones laborales de los repartidores de sus productos, particularmente por las formas de contratación, en donde no se cumplen con todos sus derechos y que temen quedarse sin trabajo.

Uber obliga a los repartidores a firmar un consentimiento en donde aceptan que no son empleados o subcontratistas de la empresa y no se hace cargo de las responsabilidades de lo que les ocurra durante una entrega.

Si estas pruebas son exitosas, Uber quedaría exento de todos los problemas de los repartidores si estos son reemplazados por los drones.

Fuente:TN

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*