Colocarán carteles indicadores del riesgo de incendio forestal en Ñacuñan

Compartir es Genial!

La iniciativa forma parte del programa de concientización y prevención en materia de incendios forestal. La cartelería será colocada en las barreras sanitarias de ISCAMEN.

Colocarán cartelería que indicará el riesgo de incendio forestal en puntos estratégicos de la provincia como parte del programa de concientización y prevención en materia de incendios forestal en conjunto con la Dirección de Vialidad Provincial, el ISCAMEN y Defensa Civil.

Según explicaron desde la secretaría de Ambiente, el trabajo consiste en la instalación de avisadores que expone el Índice de Riesgo de Incendios Forestales dependiendo el estado de peligro de ignición de la vegetación cercana a las rutas provinciales. La información se actualizará diariamente después del mediodía. 

La primera etapa de cartelería será colocada en las barreras sanitarias de ISCAMEN, sobre la Ruta Provincial 153, en Ñacuñán en el departamento de Santa Rosa.

Con esta cartelería se buscará informar y concientizar a los conductores y pasajeros que transitan diariamente por las distintas rutas en zonas de riesgo de incendios para que se tomen las precauciones necesarias con el fin de evitar el encendido de fuegos que podrían resultar en Incendios Forestales.

¿Cómo se mide?
El Índice de Riesgo de Incendios Forestales resulta de la combinación de diferentes factores como son las Condiciones Meteorológicas como temperatura y nubosidad, la Humedad Relativa en el Ambiente, la Velocidad de los Vientos Circundantes y la concentración de Combustible Vegetal entre otros.

Picadas cortafuego
Junto a la Dirección de Hidráulica, se está realizando una picada estratégica de 70 km de largo con un ancho de 25 metros aproximadamente, cuadriplicando el ancho de las picadas convencionales.

Esta se encuentra a la altura del kilómetro 92 de la ruta provincial 153 y bordea la Reserva de Biosfera Ñacuñán hasta la RP 77.

Ocupando superficie de los departamentos de Santa Rosa y La Paz, esta picada estratégica no sólo genera una defensa en el lado sur del área natural protegida sino que permite una conexión entre estas dos rutas que mejora la velocidad de respuesta de las autobombas forestales y cuadrillas de brigadistas ante un siniestro en la zona.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*