Clint Eastwood, traficante a los 80

Compartir es Genial!

El veterano de Hollywood presenta a los 88 años “La mula”, un drama dirigido y actuado por él mismo.

Clint Eastwood, a sus 88 años, no tiene que demostrar lo grande que es. Cuando ya todos lo creíamos consagrado, a principios de este milenio, se embarcó en una seguidilla de películas impactantes, hechas con el temperamento que sólo la madurez  y una buena historia, logran sostener. A esa edad, filmar es una necesidad de decir.

Por nombrar: “Million Dollar Baby”, “Flags of Our Fathers”, “Gran Torino”, “Más allá  de la vida”, entre otras. Y Clint Eastwood volvió a llamar la atención . 

El año pasado, a la par de “15:17 Tren a París”, dirigió y actuó  en “La mula” (“The mule”), que hoy por fin llega a las salas argentinas.

Aquí interpreta a Earl Stone, un octogenario que está en quiebra, solo, y que se enfrenta al embargo de su comercio, cuando se le ofrece un trabajo, aparentemente fácil, de chofer. Sin embargo y sin saberlo, Earl se convierte en traficante de drogas para un cártel mexicano, puesto en la mira de un agente de la DEA.

La curiosa historia le llegó, al parecer, en un artículo periodístico publicado en 2014 en The New York Times, que hablaba de un tal Leo Sharp, premiado horticultor de Detroit, además de veterano de la Segunda Guerra Mundial, que encontró en el narcotráfico una solución a sus reiterados problemas económicos. Traficó así en su camioneta a través de la frontera,  Por su edad avanzada, no significó ninguna clase de sospechas para los investigadores de la DEA que fueron tras la pista. 

Esos investigadores son interpretados en el filme por Bradley Cooper (preferido del 2018 en la actuación, a causa de otro estreno reciente, “Nace una estrella”), Michael Peña y Laurence Fishburne. 

Antes de la presentación oficial de este drama, a mediados de diciembre en Los Ángeles, Eastwood habló sobre su personaje: “Es alguien que hace cosas que la mayoría de las personas de su edad deberían no hacer”, dijo.

“Lo único que trata de hacer Earl es superar las complicaciones, algo que cualquier persona en la vida real haría. El problema es que muchos en esas circunstancias se tientan y eligen el camino incorrecto. A veces, tratar de reinstalarse en el camino de los sentimientos correctos es muy dificultoso”, explicó.

Se ha especulado, además, sobre las conexiones que pueda haber entre él y el personaje de la película. Especulaciones desatadas, en parte, porque para la presentación del filme reunió especialmente a toda su familia, y porque en el filme ,su hija (Alison Eastwood) interpreta el mismo papel que en la vida real. 

Eastwood, que tiene fama de parco, prefirió no abundar en detalles, aunque sí reveló que para preparar la soberbia caracterización se inspiró en su abuelo. Explicó: “Mi abuelo no era la clase de persona dispuesta a hacer cosas más bien locas o salvajes, pero de haber tenido la oportunidad seguramente hubiese encarado ese camino. Lo recuerdo trabajando siempre como un hombre viejo y moviéndose como un hombre viejo. Traté de imitar esos movimientos en mi personaje. En la manera de caminar, de hablar y en todo lo demás”.

The Hollywood Reporter señaló: “Nunca encuentro una explicación cuando hago algo. Simplemente decido enfrentarme a un desafío nuevo, a una situación completamente diferente a las anteriores y decido avanzar. Esta es una historia distinta. Por eso me interesó”.

Que es una historia inusual no hay dudas. Algunos ya anticipan que esta actuación le valdrá al veterano una nominación al Oscar, aunque él se muestra escéptico.Esta película era una necesidad de filmar, más que de alzarse con todos los premios. Aún así, la temática es sorprendentemente actual. La “mexicanidad” está en todas las pantallas y muchas audiencias se sienten dispuestas a empatizar, pues la coyuntura política anti-Trump motiva a ello.

Un argentino en el filme

Una de las participaciones que nos llama la atención es la del actor de 36 años,  Ignacio Sarricchio, un argentino que emigró a Estados Unidos en los ‘90 y que fue convocado para interpretar en este filme a Julio, un integrante de peso del cártel mexicano.

Establecido en California, está consolidando una carrera importante en grandes producciones, interpretando a papeles latinos.

Y ser latino, en Hollywood, tiene sus estereotipos, sabemos: además de narcotraficante, se hizo reconocido por ser el intérprete protagonista de “El recluso”, remake estadounidense de “El marginal”. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*