Claudia Rodríguez, la paceña que logró conquistar horizontes con su voz

Fue distinguida en Buenos Aires durante el pasado fin de semana en un evento organizado por una Asociación que premia y reconoce el trabajo de los medios de comunicación de todo el país. Recibió el premio “Negrito Manuel”.

 

Claudia Rodríguez

Estuvo ternada por Aprenem, los Premios Negrito Manuel 2018, que se entregaron este fin de semana en el partido de Lujan, provincia de Buenos Aires.

Su programa radial “Nuestra Mañana”, que se emite diariamente por FM Nuestra 95.1 mhz. había sido ternado como mejor programa de entretenimiento. Fue así, que la paceña, Claudia Rodríguez, logró obtener el máximo galardón que la logra posicionar una vez más, como una de las referentes destacadas, no solo de su pueblo natal de La Paz, sino en toda la provincia.

 

Una voz que se multiplica

De importante trayectoria y con casi 30 años de experiencia, Claudia, a recorrido gran parte del país, portando siempre la bandera de su tierra paceña. La auténtica celebración que resultó la nueva realización de la Gala N° 28° de Los Medios de Comunicación llevada a cabo por la Asociación Premios Negrito Manuel (APRENEM), reconoció su trabajo entre 64 rubros.

Todos los nominados, recibieron los certificados correspondientes a las ternas propuestas para esta edición destinadas a radio y televisión.

Claudia, fue nominada en dos rubros Animadora – Conductora y Programa de Interés General en radio, en reconocimiento a su destacada labor en los medios de comunicación de la comunidad.

“Me latía el corazón tremendamente” comentó a Diario Diez “Los nervios siempre están y recibir un premio por el trabajo realizado es sumamente importante y al recordar el camino recorrido no dejo de emocionarme” dice.

El premio, comentó la conductora, fue compartido con Fito Suden que conduce “Cachivache” por Radio Nacional.

 

Su idilio con la audiencia

Se considera una persona atenta y práctica. La relación con la audiencia siempre la motivó a seguir “La gente me hace feliz cada vez que enciendo el micrófono para salir al aire. La Paz es mi gran familia y también mucha gente que me escucha de distintas partes del mundo. La radio tiene una magia muy especial”.

“Soy la Claudia Rodríguez de siempre, en mí, nada cambia, ni cambiará jamás” dice la mujer sencilla que desde la niñez ya naturalizaba en sus venas, el arte por la radio y esas locas ganas de hacer y decir al mismo tiempo.

“Es hermoso cuando la vida te sigue sorprendiendo. Casi jugando y por la insistencia de un amigo, presenté mi radio en un par de rubros para participar en los premios Negrito Manuel. Inmensa fue la sorpresa y la alegría al enterarme que Nuestra Mañana había quedado ternada como mejor programa de Interés General” detalló.

Claudia, que es mamá de cuatro hijos, Franco, Micaela, Carla y Katia y abuela de Josué, Amelia y Nerea, dice sentirse plena, “Ésta es mi familia matriarcal. Mis hijos y mis nietos son todo, me sostienen, me acompañan, me incentivan, me abrazan en todo momento”.

 

El camino correcto

Logró, luego de mucho esfuerzo tener su propio medio de comunicación, fue así que instaló su propia antena y mediante el dial 95.1 comenzó a llegar a la audiencia con información y buena música. Su voz fue conocida muchos años, por estar al frente de la FM 88.1 Portal del Sol de La Paz.

También fue, una de las voces pioneras en el Festival de La Paz y el Canto de Cuyo.

 

Posteriormente por esas cosas de la vida, tuvo que emigrar a San Luis en busca de un futuro mejor, pero jamás dejó de soñar. Ella anhelaba tener su propio medio de comunicación, cosa que pudo hacerlo luego de mucho trabajo en su propio terruño.

“En momentos como éstos siempre recuerdo a mis viejos. Ellos me animaron siempre, edificaron e hicieron de mí, una mujer luchadora. Crié a mis hijos y trabajé duró toda mi vida para que jamás les faltara nada. Sé que también les resté tiempo, mamá debía salir a trabajar para mantener a la familia”.

 

Por eso Claudia, quien admite que nada fue fácil en la vida se muestra feliz con un simple “Gracias”. “Que reconozcan lo que uno hace es motivo para continuar, porque es allí cuando nos damos cuenta que estamos en el camino correcto”, dice.


“Mi papá, antes de partir de este mundo en el año 2005 estaba enojado conmigo porque nunca logré finalizar mis estudios para ser docente, el quería que yo fuera maestra. Pero momentos antes de fallecer, me dijo que estaba orgulloso de mí, porque había hecho una carrera sin estudiar. Eso fue un bálsamo para mi vida porque conociéndolo al gallego le debió haber costado decir eso, por eso me identifico con mi papá, porque fue un gran guerrero de la vida”.

Con su clásico sombrero y pañuelo al cuello, la locutora de Festivales y Vendimias logró llevar otro premio más a su gente, sobre todo a los comerciantes que confían diariamente en su trabajo, teniendo en cuenta que anteriormente logró el primer puesto en el rubro locución en el Festival de Laborde.

“Hay que seguir siempre adelante” afirmó convincente, luego de confesar su admiración por grandes referentes de la locución como Fito Suden, con quien compartió el premio, Estela Maris Russó, su compañera de habitación y la voz de las vendimias, como así también a la querida Milka Durán y la inigualable Celia Astargo, entre tantos.

 

Ahora con más orgullo que nunca, seguirá madrugando para comenzar a dar vida al aire de la radio. La paceña, no tiene filtro y entre música y noticias, se sentirá su voz, esa que conjuga experiencia y una cuota de encanto.


Así, la locutora Claudia Rodríguez recibía su premio


Por: Gabriela Sosa 

Fuente: DiarioDiez.com.ar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*